Hacer tangible lo intangible.

El arte es la expresión de tu mundo interior.

Todo aquello creativo sale de dentro hacia afuera.

Es la expresión consciente o inconsciente de algo intimo. Por eso los artistas son tan vulnerables a la opinión de sus obras. Pero explorar la vulnerabilidad de mostrarse es liberador. Porque exponerse es conocerse, hacer tangible aquello que solo estaba en tu imaginación.